University of Minnesota



Clarence T. Maloney v. Germany, ComunicaciĆ³n No. 755/1997, U.N. Doc. CCPR/C/60/D/755/1997 (1997).



 

 

 

Comunicación Nº 755/1997 : Germany. 01/08/97.
CCPR/C/60/D/755/1997. (Jurisprudence)

Convention Abbreviation: CCPR
Comité de Derechos Humanos
60º período de sesiones

14 de julio - 1 de agosto de 1997


ANEXO
Dictamen del Comité de Derechos Humanos emitido a tenor

del párrafo 4 del artículo 5 del Protocolo Facultativo del

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos*

-60º período de sesiones-


Comunicación Nº 755/1997**

Presentada por: Clarence T. Maloney


Víctimas: El autor y sus tres hijos, Benedikt, Malika y Konstantin

Estado Parte: Alemania


Fecha de la comunicación: 15 de marzo de 1996 (comunicación inicial)


El Comité de Derechos Humanos, creado en virtud del artículo 28 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos,


Reunido el 29 de julio de 1997,


Adopta la siguiente:

Decisión sobre admisibilidad


1. El autor de la comunicación es Clarence T. Maloney, ciudadano estadounidense nacido el 23 de agosto de 1934, residente en la India. Sostiene ser víctima de una violación de los artículos 17, 23 y 24 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Presenta la comunicación también en nombre de sus tres hijos, Benedikt (nacido el 27 de junio de 1981), Malika (nacida el 15 de febrero de 1982) y Konstantin (nacido el 22 de septiembre de 1987). El Protocolo Facultativo entró en vigor para Alemania el 25 de noviembre de 1993 .


Los hechos expuestos por el autor


2.1. El autor contrajo matrimonio con Barbara Sabass, ciudadana alemana, en 1981. Tras haber vivido en Bangladesh durante varios años, se trasladaron a Alemania. En marzo de 1989, la esposa del autor presentó una demanda de divorcio. El Tribunal de la Familia de Miesbach le concedió provisionalmente la separación, la tutela temporal y una pensión alimenticia. El autor, que se encontraba entonces fuera del país, declara que el Tribunal no se puso en ningún momento en contacto con él antes de adoptar esa decisión.


2.2. El autor intentó obtener la custodia total o compartida, pero fue informado de que, a tenor del derecho alemán, la custodia compartida sólo es posible si ambos padres están de acuerdo. El autor, que no había visto a sus hijos desde la Navidad de 1988, pidió, mediante escrito de 8 de diciembre de 1989, que se le concedieran los derechos de visita. En una decisión de 18 de diciembre de 1989, el Tribunal de Miesbach le negó esos derechos. El texto del fallo indica que había cargos pendientes contra el autor por haber abusado sexualmente de sus hijos Benedikt y Malika.


2.3. De los documentos presentados se desprende que el 3 de enero de 1990 el autor, juzgado por abuso sexual de sus hijos Benedikt y Malika y por no haber pagado la pensión alimenticia, recibió una condena condicional de 18 meses de cárcel, con un período de libertad a prueba de tres años . El 10 de febrero de 1995, habiendo sido detenido el autor en enero de ese año al entrar a Alemania, el Tribunal le ordenó nuevamente que pagara los alimentos (lo que al parecer no había hecho desde el 27 de enero de 1993) y prolongó el período de libertad a prueba a seis años, hasta el 27 de abril de 1996. El autor declara repetidamente en su comunicación que no contribuirá a los alimentos de los hijos si no se le permite verlos.


2.4. El 6 de julio de 1994, tras un proceso que duró cinco años y tres meses, el Tribunal de Miesbach dictó la sentencia de divorcio y concedió la custodia plena a la madre de los niños. Al autor se le negaron los derechos de visita. En apelación, el Tribunal Superior (Oberlandesgericht) de Munich, por decisión de 17 de mayo de 1995 , confirmó la denegación de los derechos de visita al autor. Así quedaron agotados, según afirma el autor, los recursos de la jurisdicción interna.


La denuncia


3.1. El autor alega que la denegación total de los derechos de visita, incluido el derecho a ver a sus hijos en compañía de una tercera persona, viola el artículo 23 del Pacto. Asimismo, afirma que el Tribunal de la Familia prolongó deliberadamente el proceso para impedirle apelar y entrar en el país.


3.2. El autor sostiene además que se ha violado el artículo 17 del Pacto con las acusaciones infundadas de su ex esposa de que es un pervertido sexual y quiere secuestrar a los hijos. A este respecto, afirma que su ex esposa está en psicoterapia desde hace años y ha perdido contacto con la mayor parte de su familia y de sus amigos debido a su carácter. Según el autor, ha puesto a los hijos en contra de él, sugestionándolos mediante la técnica del interrogatorio intensivo, de manera que los niños ahora creen y dicen que se abusó sexualmente de ellos. En ese contexto, el autor se refiere a un dictamen pericial según el cual no hay prueba alguna de que su hija Malika haya sido objeto de abuso sexual.


3.3. El autor afirma asimismo que no ha podido establecer contacto con sus hijos ni por correo ni por teléfono, porque no le han dado su dirección. Cuando descubrió una dirección en noviembre de 1995, sus cartas fueron interceptadas. Tras una carta de la ex esposa del autor al Tribunal Superior, en la que se quejaba de que el autor había intentado entablar contacto con los niños, dicho Tribunal dictaminó que el padre debía abstenerse de esos contactos. Se dice que ello contraviene también el artículo 17 del Pacto.


3.4. El autor afirma asimismo, en nombre de sus hijos, que se ha violado el artículo 24 del Pacto, porque Alemania no les ha ofrecido protección y ha apoyado las ideas delirantes de la madre en contra del padre. A este respecto, el autor menciona que hay indicios de que su hijo Benedikt tiene tendencias suicidas. Se queja asimismo de que los niños utilizan actualmente el apellido de la madre, a pesar de que su apellido legal sigue siendo Maloney, y de que no han podido establecer contacto con sus hermanastros y hermanastras de los Estados Unidos o la India. Se dice que ello contraviene el artículo 24, porque el Estado Parte no ha preservado la identidad (el apellido) y la cultura (los orígenes estadounidense e indio) de los niños.


Cuestiones materiales y procesales de previo pronunciamiento


4.1. De conformidad con el artículo 87 de su reglamento, antes de examinar las reclamaciones contenidas en la comunicación, el Comité de Derechos Humanos debe decidir si ésta es o no admisible en virtud del Protocolo Facultativo del Pacto.


4.2. El autor alega que se ha violado el Pacto porque su ex mujer ha formulado acusaciones de perversión sexual en su contra y porque se le niega el contacto con sus hijos. El Comité recuerda que corresponde a los tribunales de los Estados Partes y no al Comité evaluar los hechos y las pruebas de cada caso particular, a menos que se pueda establecer que la decisión del tribunal era claramente arbitraria o suponía una denegación de justicia. El Comité señala que las decisiones del Tribunal indican que se negó al autor el contacto con sus hijos a causa de su condena por abuso sexual de dos de ellos. En tales circunstancias, el Comité llega a la conclusión de que el autor no ha fundamentado, a efectos de la admisibilidad, que los hechos por él presentados constituyan una violación de los artículos 17 y 23 del Pacto. Por consiguiente, esa parte de la comunicación es inadmisible a tenor del artículo 2 del Protocolo Facultativo.


4.3. En cuanto a las denuncias del autor relacionadas con sus hijos, el Comité observa que el autor no ha tomado medida alguna para formular esas denuncias ante el Tribunal que, según se desprende de lo actuado, continúa teniendo jurisdicción sobre ellos. Por consiguiente, esa parte de la comunicación es inadmisible por no haberse agotado los recursos de la jurisdicción interna, de conformidad con el apartado b) del párrafo 2 del artículo 5 del Protocolo Facultativo.


5. En consecuencia, el Comité de Derechos Humanos decide:


a) que la comunicación es inadmisible;


b) que se comunique la presente decisión al autor de la comunicación y al Estado Parte para su información.


* Los siguientes miembros del Comité participaron en el examen de la presente comunicación: Sr. Nisuke Ando, Sr. Prafullachandra N. Bhagwati, Sr. Thomas Buergenthal, Sra. Christine Chanet, Lord Colville, Sra. Elizabeth Evatt, Sra. Pilar Gaitan de Pombo, Sr. David Kretzmer, Sr. Rajsoomer Lallah, Sra. Cecilia Medina Quiroga, Sr. Fausto Pocar, Sr. Martin Scheinin, Sr. Maxwell Yalden.

** De conformidad con lo dispuesto en el artículo 85 del reglamento, el Sr. Eckart Klein no participó en el examen del caso.

[Aprobado en español, francés e inglés, siendo la inglesa la versión original. Posteriormente se publicará también en árabe, chino y ruso como parte del informe anual del Comité a la Asamblea General.]

Notas


1. Al adherirse al Protocolo Facultativo, la República Federal de Alemania formuló una reserva en el sentido de que


"la competencia del Comité no se aplicará a las comunicaciones [...] mediante las cuales se denuncie una violación de derechos originada en acontecimientos anteriores a la entrada en vigor del Protocolo Facultativo para la República Federal de Alemania, [...]".
2 El autor no facilita copia del fallo del Tribunal. El Tribunal de la Familia de Miesbach, en su decisión de julio de 1994, menciona ese fallo como un motivo para negar al autor los derechos de visita.


3. No se facilita copia del fallo.



Inicio || Tratados || Busca || Enlaces